La maldita dependencia sobre los ‘Likes’

Screenshot_2017-08-05-01-47-00

La lacra de esta sociedad está presente constantemente en nuestra posesión las 24 horas del día.La necesidad de la inmensa mayoría de la sociedad por estar obsesionados con sus móviles y con las redes sociales se está extralimitando de las expectativas menos sospechadas.No solo vamos a indagar en los adolescentes,que son probablemente los que más horas pasan frente a la pantalla y en las redes sociales,sino también ahondaremos en el fenómeno que envuelve a mucha gente adulta a través de las noticias diarias de los medios de comunicación más masivos que han trasladado su plataforma desde la televisiva a la cibernética.

Lo cierto es que redes sociales como Facebook o Instagram y otras muchas no solo son un instrumento de persuasión,donde pretende que la gente simplemente ponga atención a la cantidad de ”Likes” que reciben,sino que también es un foco de conflictos y de confusión constante,pues la mayoría de personas adolescentes y adultas pasan la mayor parte de su tiempo comentando(y discutiendo e insultando) sobre alguna postura política,religiosa o étnica que haya planteado el medio de comunicación masivo de turno con su noticia.El añadido a todo esto es que la obsesión a la dependencia no es la única cosa que consiguen como perjuicio,pues también el valioso tiempo que cada uno tiene lo pierde discutiendo con alguien a quién no conoce de nada(y que si lo tuviera en frente,muy probablemente no se le enfrentaría) sobre algo que no va a tener ninguna trascendencia en su vida,pues las noticias están solo para disuadir a la audiencia de lo que realmente es importante:Disfrutar de su vida y ser feliz.

En el ámbito adolescente,exactamente lo mismo,o peor.La necesidad de las chicas y los chicos de ser aceptados socialmente y de tener que recibir la aprobación grupal es tan considerable como patética.Prácticamente,siete de cada diez adolescentes tienen la tendencia de querer mostrar no se qué en las redes sociales.Parece como si estuviesen vacíos por dentro y tuvieran que demostrar que su máscara social es lo que realmente son,aunque probablemente por dentro no tengan mucho que ofrecer.Para ello se etiquetan en sub-grupos,movimientos sociales o ideologías,simplemente para pertenecer a un grupo establecido y adquirir una serie de características por las que morirían.Quizás no lo sientan así desde dentro,pero alguna etiqueta deben ponerse pues no es bueno ”no pertenecer a nada” y quedar privado de celebrar quedadas con muchos colegas que tengan una condición o estilo de vida en concreto.

En definitiva,la dependencia hacia los ”Likes” y hacia las redes sociales en general es brutal y lo que promociona esta sociedad es seguir adictos a ellas.Desde La Brújula repudiamos totalmente este uso de las redes sociales totalmente insustanciales para llenar vacíos y para aparentar cosas que en realidad cara a cara con el resto de las personas de la sociedad no seríamos.Eso es solo parte del mundo virtual que es útil como una herramienta más simplemente,no como parte esencial y única de nuestra vida.

Anuncios