La semana más larga

Retomando un profundo poema.

La Brújula

“Solo el repiqueteo de la solemne lluvia

Podía presagiar una tragedia tan inesperada

Un episodio con una consecuencia turbia

Que ni el mejor profeta la podría tener pensada.

La mujer de mi vida se desvanece

Con su sonrisa inquietamente preciosa

En mi mente siempre aparece

Manteniendo su brillante mirada hermosa.

En la comisura de mi ojo una gota se desliza

Al creer que nunca te volveré a ver

Y mientras la lluvia arrecia más deprisa

Yo sigo creyendo que voy a desfallecer.

Quedarte paralizado al observarte pasar,

Poseer una carta sin destinataria

Una simple finta imaginaria

Que jamás se llegó a realizar.

Sentir una palabra de negación

En sus labios que despedaza

Cada trozo del dañado corazón

Viendo como la felicidad se aplaza.

Desearte verte junto a mi lado

Es el más indescifrable gozo posible

El mayor aullido de esperanza contemplado

Y auguro que aún sea factible.

No se puede…

Ver la entrada original 24 palabras más

Anuncios

3 pensamientos en “La semana más larga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s