Transición Española:Perenne Hipocresía

Cuando en nuestra cabeza resuenan los términos de Transición o Constitución de 1978 parece casi como una aura solemne nos recubriese toda nuestra existencia y nos forzase a pensar en dichos elementos como algo puro y elaborado con un procedimiento impoluto.Nada más lejos de la realidad,nuestra prestigiosa Transición e impecable Constitución se cimienta en una serie de hechos no tan dignos como mucha gente piensa.En primera instancia vemos el primer guiño de un partido socialista que mermado tras casi cuarenta años de dictadura parece merodear por el escenario político como si de un ave descabezada se tratase.De hecho en este periodo es el punto de inflexión para ver al PSOE desvincularse de sus orígenes políticos para posteriormente favorecer a los poderes fácticos Europeos y Estadounidenses en mayor medida y subordinarse a sus directrices.

Si ahondásemos más detalladamente en los eventos tenidos lugar en estos años,debemos remontarnos a los famosos Pactos de la Moncloa que se firman en el año 1977 donde los más relevantes partidos políticos del Parlamento constatan su voluntad de delegar en las élites privadas la capacidad de dirigir el destino de los trabajadores,de esta manera precarizando su estilo de vida.En una primera instancia,las organizaciones encargadas de establecer el bienestar de todos los trabajadores como CCOO,UGT o CNT,se muestran reticentes y,esta última en concreto,totalmente reacia a la propuesta promovida por las clases políticas y por ello se forman protestas alrededor de todo el país reivindicando los derechos esenciales que los trabajadores deben tener.Tanto fue la movilización social que exactamente a comienzos del siguiente año tuvo lugar uno de los eventos más negros en la Historia de la Democracia de nuestro país.

2016-03-02 20.26.23

El 15 de Enero de 1978,se convoca una protesta impulsada y autorizada por la CNT donde se tenía la intención de reivindicar que las medidas tomadas en ese pacto unos meses antes provocaría un declive masivo en la calidad de vida y en la equidad de todos los trabajadores del país.Ese mismo día,sobre el medio día se puede apreciar la irrupción de cuatro jóvenes (cuya ideología nunca se identificó) que supusieron el incendio de la sala de fiestas Scala de Barcelona con un par de cócteles molotov causando la muerte paradójicamente de cuatro personas vinculadas con la CNT.Este caso se llamó Caso Scala y la inculpación hacia miembros de la CNT como autores de tal aberración se hizo eco mediático en toda la población de la época de este modo desprestigiando y mermando el exponencial ascenso que esta organización experimentaba durante el último año(hecho muy comparable al incendio del Reichstag por parte del Ejército Nazi para inculpar al partido comunista y poder auparse al gobierno).Casualmente,unos años antes podemos rememorar la Operación Gladio en Italia que se enmarca dentro del periodo conocido como “estrategia de tensión” que caracterizaba la interferencia de organizaciones fascistas junto a la CIA para urdir operaciones de falsa bandera y frenar al Partido Comunista italiano que tanto prestigio tenía en la época.

La similitud es bastante curiosa pues el ascenso de la clase trabajadora en ambos casos debía pararse bajo cualquier concepto,y así se hizo.Consecuentemente,veríamos también en España la coronación de un Rey que tenía tintes franquistas(pues el dictador Franco lo consideraba su pupilo y lo educada a su imagen y semejanza) repentinamente sufre un ataque militar por el que inmediatamente ya se convierte Juan Carlos I en un héroe nacional y artífice de la detención de unos peligrosos militares que querían sembrar otras cuantas décadas de terror y represión.Sin duda,parece incluso una nueva artimaña para acreditar la figura monárquica y que no cunda el terrible pánico entre la sociedad no vaya a ser que opte por una Tercera República.Por supuesto,sin olvidarnos años antes de la infame Matanza en Vitoria junto a la de Atocha en el 1977 que se saldó cada una con 5 muertos(la primera de ellas ejecutada bajo las órdenes del político franquista Manuel Fraga).Por ello,se concluye que de todo menos limpia se puede considerar esta Transición Española,puesto que sus cimientos se respaldan con actos impuros e indecorosos impropios de al menos uno de los partidos que se hacía llamar “Socialista”pero de igual manera,como siempre la increíble maquinaria política nos ha hecho creer lo justo para salvaguardar sus intereses,eventualmente consideraremos este periodo como una de las etapas más gloriosas de la integración de una nueva democracia en nuestra Historia más reciente.

Anuncios