Tras el cristal

“¡Cuánta envidia esta lluvia me suscita!

A pesar de sus delicados relámpagos

Que tronan incesantemente vagos

Por este cielo de inmensidad bendita.

Abalanzarme a tus dedos cual avalancha,

Una avalancha de gotas que continuamente te rozan

C0mo si en la palma te dejaran una mancha,

Mancha que al sentir tu piel un grito de júbilo esboza

Gotas que se cuelan por tu ventanal

Y se deslizan por tu cuerpo acendrado,

Es sólo un pensamiento simple y banal

Por el que no puedo estar a tu lado”

Anuncios

Un pensamiento en “Tras el cristal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s